• Herbolario Allium: 91 381 10 92
  • Gastos envío 3 €
  • Envío gratis desde 70 €
  • Envíos de 2 a 5 días
  • Pedido minimo 30 €
  • Herbolario Allium: 91 381 10 92
  • Gastos envío 3 €
  • Envío gratis desde 70 €
  • Envíos de 2 a 5 días
  • Pedido minimo 30 €

Aceite para Masaje Perineal 50 ml de Weleda

11,25 €

Disponible

Descripción

En el momento del parto, la piel del perineo se debe adaptar a fuertes tensiones. A partir del comienzo del octavo mes, el perineo puede ser ejercitado y masajeado, como cualquier otro músculo del organismo, para estar preparado para el alumbramiento.

Su elasticidad y tonicidad será de gran ayuda para el feto y para la madre en el momento del parto. El masaje regular en la zona perineal mejora la elasticidad de la piel.

El Aceite para Masaje Prenatal, específicamente desarrollado para entrar en contacto con la zona íntima, es una fórmula 100% natural.

Consejos de utilización:

  1. Aplicar el aceite en los labios exteriores y entre la vagina y el ano.
  2. Masajear la zona perineal interna conla punta del pulgar y la zona perineal externa con los dedos, primero con una presión suave e ir incrementando ligeramente
  3. Realizar el masaje trazando unos radios imaginarios.
  4. Introducir el pulgar más a fondo en la vagina. Al hacerlo exhalar y estirar el tejido hacia abajo y hacia afuera en dirección al ano. Repetir el masaje intentando trazar radios imaginarios entre las 3 y las 9 horas. Debe notarse una sensación de tensión y resistencia pero no dolor.

Información adicional sobre el producto

Código Producto
4001638088190
Presentación
Envase de 50 ml.
Composición
Aceite de almendra dulce, aceite de germen de trigo, aceites esenciales naturales.
Empresa:
Weleda
Más información
Al ser una zona tan íntima, puedes comenzar el masaje sobre la semana 30 e ir poco a poco. El masaje pretende distender y flexibilizar la zona por lo que no es muy agradable. Lo ideal es buscar ayuda con tu pareja o tu matrona. Es una técnica segura, pero consulta a tu matrona o ginecólogo si tienes dudas. De hecho recomendamos que al menos la primera vez te lo enseñe tu matrona o ginecólogo. Para recordar y a modo de chuleta, encuentras en los consejos de uso todos los pasos a seguir.