• Herbolario Allium: 91 381 10 92
  • Gastos envío 3 €
  • Envío gratis desde 70 €
  • Envíos de 2 a 5 días
  • Pedido minimo 30 €
  • Herbolario Allium: 91 381 10 92
  • Gastos envío 3 €
  • Envío gratis desde 70 €
  • Envíos de 2 a 5 días
  • Pedido minimo 30 €

Crema de ducha espino amarillo 200 ml Weleda

6,95 €

Disponible

Descripción

La crema de Ducha de Espino Amarillo de Weleda es un gel de ducha cremoso, ideal para pieles secas, muy secas y agredidas. Limpieza suave, sin jabón, 100% biodegradable.

Propiedades:

  • Ideal para revitalizarse y empezar el día de forma activa.
  • Nuestra Crema de Ducha de Espino Amarillo con aroma estimulante a naranja y mandarina, aporta placer para los sentidos, y nutrición, suavidad y frescor para la piel respetando al máximo el equilibrio natural de la piel.
  • Con pH afín a la piel y sin jabón, limpia suavemente sin resecar, siendo apto también para pieles sensibles y atópicas. 100% biodegradable, cuida tu piel y el medioambiente.
  • Alta tolerancia dermatológica testada. Sin conservantes, colorantes, perfumes sintéticos, ni sustancias de origen petroquímico.
  • Apta para veganos.

Información adicional sobre el producto

Código Producto
4001638088282
Presentación
Envase 200 ml
Composición
Agua, aceite de sesamo, tensioactivos de azúcar, alcohol, aminoácido, glicerina carragenato, aceites esenciales naturales, aceite de espino amarillo, xantano, ácido láctico
Modo de empleo
Bajo la ducha, aplique una cantidad similar al tamaño de una avellana sobre la piel, emulsione para formar una fina espuma y aclare.
Apto para veganos:
Si
Precauciones
Uso externo
Empresa:
Weleda
Más información
La Crema de ducha de Espino Amarillo estimula los sentidos con una composición de aceites esenciales de cítricos, mimados por el sol. El aroma a naranja, en combinación con la suave fragancia de la mandarina y la estimulante esencia del pomelo proporciona buen humor y equilibrio mental. Las cremas de ducha Weleda usan tensioactivos de última generación: 100% biodegaradables, a base de azúcar y coco, que respetan al máximo el equilibrio natural de la piel.