• Herbolario Allium: 91 381 10 92
  • Gastos envío 3 €
  • Envío gratis desde 70 €
  • Envíos de 2 a 5 días
  • Pedido minimo 30 €
  • Herbolario Allium: 91 381 10 92
  • Gastos envío 3 €
  • Envío gratis desde 70 €
  • Envíos de 2 a 5 días
  • Pedido minimo 30 €

Tegorsal Nº3 fostato de hierro (Sales de Schüssler) 20 gr de Tegor

10,80 €

Disponible

Descripción

Sal de Schüssler 3. Ferrum phosporicum (fosfato de hierro). Posee acción oxigenante, por lo que resulta apropiada cuando hay falta de energía, defensas bajas o anemia.

Las concentraciones a las que se suministran las sales son extremadamente bajas. No están contraindicadas una con otra, pues solo resuelven las deficiencias que el cuerpo pudiera tener de alguna sal.

Las sales de schüssler son sales minerales que equilibran el metabolismo. Estimulan y regulan su capacidad autocurativa sin efectos secundarios ni contradicciones de ningún tipo.

Las Tegorsales reúnen las propiedades de las sales de Schüssler en una línea de 12 productos, cada uno de los cuales contiene una de las 12 sales. Se presentan en envase de 20 g con unos 350 comprimidos, aproximadamente.

Información adicional sobre el producto

Presentación
Envase 20 gr. aproximadamente 350 comprimidos.
Composición
Fosfato de hierro.
Modo de empleo
Adultos y niños a partir de 12 años: disolver de cinco a siete comprimidos en la boca dos o tres veces al día. Niños de 6 a 12 años: disolver de dos a cuatro comprimidos en la boca dos o tres veces al día. Niños menores de 6 años: disolver de uno a dos comprimidos en la boca dos o tres veces al día.
Precauciones
Las sales deben de tomarse alejadas de los alimentos, al menos con 5 minutos de separación. Es recomendable tomarlas 5 minutos antes de las comidas. Tampoco deben de tomarse inmediatamente después de haberse lavado los dientes.
Empresa:
Tegor
Más información
Descubiertas por el médico alemán Willhelm Heinrich Schüssler, a quien deben su nombre, las sales de Schüssler son 12 sales minerales dosificadas en cantidades mínimas, pero suficientes para estimular o restaurar las funciones corporales y corregir ciertos trastornos funcionales del organismo. Basándose en los principios de la medicina homeopática, la cual ejerció durante 15 años, el Dr. Willhelm Heinrich Schüssler se vio muy influenciado por un colega contemporáneo suyo, Rudolf Virchow, considerado el padre de la patología moderna, defensor de la célula como unidad elemental desde el punto de vista fisiológico y patológico, hasta el punto de que comenzó a realizar sus investigaciones sobre la base del conocimiento celular en la causa de las enfermedades y su tratamiento.